Qué es la corrección de pruebas y cómo se hace

La corrección de pruebas ó el arte de ver lo que los demás omiten. Así lo resumo.

Nisaba

correcting-1351629_640

La corrección de pruebas es esa revisión que se realiza durante las etapas más avanzadas del proceso de publicación. Una vez que el libro ha sido leído, releído, editado, revisado y vuelto a revisar, se le entrega al equipo de producción gráfica que verterá el manuscrito en un documento de diseño, usualmente en una aplicación especializada, como Adobe InDesign o QuarkXPress.

En ese momento, el texto abandona las manos de su editor y de su autor y no puede trabajarse más con las funciones de corrección de los procesadores de texto.

Cada editorial establece cuántas correcciones de pruebas se realizan, pero el control de calidad exige de dos a tres, como cifras mínimas.

Esta corrección ya no se hace en pantalla, salvo que se haga en un archivo PDF, porque es esencial que la página formada permanezca tal y como se ve en el programa de diseño.

Además, no solo…

Ver la entrada original 885 palabras más

Anuncios

Un nuevo espacio de aprendizaje para amantes de las redes sociales

14184450_1776175209294847_8338153714495312898_n

Albertina Navas explica la diferencia entre redacción para Internet y redacción convencional

¿Te interesa conocer más sobre comunicación digital y redes sociales?

¿Te consideras un Social Media Lover?

 

Si tu respuesta es afirmativa, te invitamos a ser parte del Social Media Tec, un espacio de aprendizaje, opinión y experiencias sobre el mundo digital.  Ahora puedes ser parte de una comunidad de Social Media Lovers, además de adquirir conocimientos y experiencias de expertos en redes sociales y comunicación digital.

Ven a formar parte de nuestras actividades a partir del miércoles 17 de agosto a las 18:00 hrs. en el salón E-Garage de Campus Tec.

– See more at: http://weenjoysocialmedia.com/social-media-tec-guatemala/#sthash.XHoju9yC.dpuf

Lo que ignoran las marcas

Hand Social Network Blackboard

Manifesto Cultrain: Los mercados son conversaciones.

Aunque el Manifesto del tren de claves no es un documento de reciente creación, es ignorado por muchas marcas. Me atrevería a decir que en Guatemala ni siquiera es aplicado y quizás hasta sea poco conocido.

Las nuevas tendencias del mercado, la globalización, la celeridad con la que se mueve el mundo nos obliga a tomar estas 95 tesis con la misma seriedad con la que nos tomamos las 48 Leyes del Poder.

Katherine Rosales, guatemalteca radicada en España y encargada de comunicación corporativa para FRV considera que Guatemala será arrastrada por la ola de las nuevas tendencias del mercado, quiéralo o no y señala el numeral 20 como punto crítico para muchas empresas:

20. Las compañías deben darse cuenta que sus clientes se ríen frecuentemente. De ellas.

“Las empresas no se han dado cuenta que ahora sus clientes están más informados y están cometiendo tantos errores en su comunicación que la gente se está riendo de ellos”, opina Rosales.

Mucho más podría comentar sobre este Manifesto que me llega casi como una revelación, pero mejor léanlo ustedes mismos y comenten.

MANIFIESTO DEL TREN DE CLAVES

http://www.cluetrain.com

95 TESIS

  1. Los mercados son conversaciones.
  2. Los mercados consisten de seres humanos, no de sectores demográficos.
  3. Las conversaciones entre seres humanos suenan humanas. Se conducen en una voz humana.
  4. Ya sea transmitiendo información, opiniones, perspectivas, argumentos en contra o notas humorosas, la voz humana es abierta, natural, sincera.
  5. La gente se reconoce como tal por el sonido de esta voz.
  6. La Internet hace posible tener conversaciones entre seres humanos que simplemente eran imposibles en la era de los medios masivos de comunicación.
  7. Los hiper-enlaces socavan a las jerarquías.
  8. En los mercados interconectados como entre empleados intraconectados, la gente utiliza nuevas y poderosas formas de comunicación.
  9. Las conversaciones en red hacen posible el surgimiento de nuevas y poderosas formas de organización social y de intercambio de conocimientos.
  10. Como resultado los mercados se vuelven más inteligentes, más informados, más organizados. La participación en un mercado interconectado hace que las personas cambien de una manera fundamental.
  11. Las personas que participan en estos mercados interconectados han descubierto que pueden obtener mucha mejor información y soporte entre si mismos que de los vendedores. Ya basta de la retórica corporativa acerca de añadir valor a productos de consumo general.
  12. No hay secretos. El mercado en red sabe más que las empresas acerca de sus propios productos. Y ya sea que las noticias sean buenas o malas, se las comunican a todo el mundo.
  13. Lo que ocurre en los mercados, también sucede entre los empleados. Una construcción metafísica llamada “Compañía” es lo único que queda entre los dos.
  14. Las corporaciones no hablan en la misma voz que estas conversaciones interconectadas. Para su “audiencia objetivo”, las compañías suenan huecas, opacas, literalmente inhumanas.
  15. En sólo unos pocos años, la actual “voz” homogenizada del mundo de los negocios — el sonido de misiones corporativas y folletos oficiales — parecerá tan rebuscada y artificial como el lenguaje de la corte francesa en el siglo 18.
  16. Hoy en día, las compañías que hablan el lenguaje del charlatán, ya no logran captar la atención de nadie.
  17. Las compañías que asumen que los mercados en linea son iguales a los mercados que ven sus anuncios por televisión, se engañan a si mismas.
  18. Las compañías que no se dan cuenta que sus mercados ahora están interconectados persona-a-persona, y por consecuencia volviéndose más inteligentes y profúndamente unidos en conversación, están perdiendo su mejor oportunidad.
  19. Las empresas ahora pueden comunicarse con sus mercados directamente. Esta podría ser su última oportunidad si la desperdician.
  20. Las compañías deben darse cuenta que sus clientes se ríen frecuentemente. De ellas.
  21. Las empresas necesitan “alivianarse” y tomarse menos seriamente. Necesitan tener sentido del humor.
  22. Tener sentido de humor no significa poner chistes en el Web corporativo. Requiere tener valores, un poco de humildad, honestidad y un punto de vista sincero.
  23. Las compañías que intentan “posicionarse”, necesitan adoptar una posición. Idealmente relacionada con algo que realmente le importe a su mercado.
  24. Las declaraciones exageradas — “Estamos en posición de convertirnos en el principal proveedor de XYZ” — no constituyen una posición.
  25. Las compañías necesitan bajar de su pedestal y hablarle a la gente con quien esperan establecer relaciones.
  26. Las relaciones públicas no se relacionan con el público. Las compañías tienen un temor profundo de sus mercados.
  27. Al usar un lenguaje que resulta distante, poco atractivo, arrogante, levantan muros que las distancian de sus mercados.
  28. La mayoría de los planes de mercadeo se basan en el temor de que el mercado pueda enterarse de lo que realmente sucede dentro de la compañía.
  29. Ya lo dijo Elvis Presley: “No podemos seguir juntos si sospechamos mutuamente.”
  30. La lealtad a la marca es la versión corporativa de una relación estable, pero el rompimiento es inevitable — y se aproxima rápidamente. Gracias a que están interconectados, los mercados inteligentes pueden renegociar sus relaciones con velocidad increible.
  31. Los mercados interconectados pueden cambiar de proveedores instantáneamente. Los “empleados de conocimiento” interconectados pueden cambiar de empleador durante la comida. Las propias iniciativas de reducción de tamaño en las empresas nos enseñaron a preguntar: “¿Lealtad? ¿Qué es eso?”
  32. Los mercados inteligentes encontrarán proveedores que hablen su mismo lenguaje.
  33. Aprender a hablar con una voz humana no es un truco de magia. No puede ser aprendido en alguna conferencia.
  34. Para hablar en una voz humana, las empresas deben compartir las preocupaciones de sus comunidades.
  35. Pero primero, deben pertenecer a una comunidad.
  36. Las empresas deben preguntarse a sí mismas hasta dónde llega su cultura corporativa.
  37. Si su cultura acaba antes que comience su comunidad, entonces no tendrán mercado.
  38. Las comunidades humanas se basan en el diálogo — conversaciones humanas acerca de inquietudes humanas.
  39. La comunidad del diálogo es el mercado.
  40. Las compañías que no pertenecen a una comunidad de diálogo, morirán.
  41. Las compañías han hecho una religión de su seguridad, pero esto no sirve de nada. La mayoría se protegen menos en contra de sus competidores que de su propio mercado y fuerza de trabajo.
  42. Tal como en los mercados interconectados, las personas también se comunican entre sí directamente dentro de la compañía — y no solamente hablan acerca de las reglas y regulaciones, la linea oficial, rentabilidad.
  43. Estas conversaciones se llevan a cabo a través de los intranets corporativos. Pero sólo cuando las condiciones son favorables.
  44. Las compañías instalan sus intranets desde arriba para distribuir sus políticas de recursos humanos y otra información corporativa que sus trabajadores están tratando de ignorar.
  45. Los intranets tienden a centrarse en el aburrimiento. Los mejores se construyen desde abajo por individuos participativos que cooperan para construir algo mucho más valioso: una conversación corporativa interconectada.
  46. Un intranet saludable organiza a los empleados en varios sentidos de la palabra. Su efecto es más radical que la agenda de cualquier sindicato.
  47. Aunque esto asusta mucho a las empresas, también dependen en gran medida de estos intranets abiertos para generar y compartir conocimientos críticos. Necesitan resistirse a la tentación de “mejorar” o controlar estas conversaciones.
  48. Cuando los intranets corporativos no se limitan por el temor y normativas, el tipo de conversación que promueven resulta notablemente parecido a una conversación de los mercados conectados en red.
  49. Los organigramas funcionaron en la vieja economía en que los planes podían entenderse completamente desde el tope de las empinadas pirámides administrativas y se podían pasar detalladas órdenes de trabajo desde arriba.
  50. Hoy en día, el organigrama está hiperenlazado, no jerarquizado. El respeto al conocimiento práctico resulta más importante que la autoridad abstracta.
  51. Los estilos administrativos de “control de mando”, surgen de, y refuerzan la burocracia, las luchas de poder y una cultura general de paranoia.
  52. La paranoia mata la conversación. Esa es su meta. Pero la falta de una conversación abierta mata a las empresas.
  53. Existen dos conversaciones llevándose a cabo. Una dentro de la empresa. Otra con el mercado.
  54. En general, ninguna de estas conversaciones va muy bien. Casi invariablemente, la causa del fracaso puede encontrarse en las ideas obsoletas de “control de mando”.
  55. Como política, estas ideas son venenosas. Como herramientas, están descompuestas. Las prácticas de “control de mando” chocan con la hostilidad de los “empleados de conocimiento” intraconectados y generan desconfianza en los mercados interconectados.
  56. Estas dos conversaciones quieren encontrarse. Hablan el mismo idioma. Reconocen sus voces mutuamente.
  57. Las empresas inteligentes harán lo que sea necesario para lograr que lo inevitable suceda cuanto antes.
  58. Si el coeficiente intelectual se midiera como la disposición de “abrir paso” o quitarse de en medio, resultaría que muy pocas compañías se han vuelto sabias.
  59. Aunque en este momento es un poco subliminal, hay millones de personas en linea que perciben a las empresas como algo un poco más que curiosas ficciones legales tratando activamente de evitar que estas conversaciones se intersecten.
  60. Esta es una actitud suicida. Los mercados quieren conversar con las empresas.
  61. Desafortunadamente, la parte de la empresa con la cual se quieren comunicar los mercados se esconde tras una cortina de humo, de un lenguaje que suena falso — y las más de las veces lo es.
  62. Los mercados no quieren conversar con charlatanes y vendedores ambulantes. Quieren participar en las conversaciones tras la pared de protección corporativa (firewall).
  63. Ponerse en un nivel más personal: Nosotros somos esos mercados. Queremos charlar contigo.
  64. Queremos tener acceso a tu información corporativa, a tus planes y estrategias, a tus mejores ideas y a tu conocimiento genuino. No nos vamos a conformar con tus folletos a cuatro colores, o con tu Web sobrecargado de chucherías visuales pero con muy poca sustancia.
  65. Tambien somos los empleados que hacemos funcionar sus empresas. Queremos conversar directamente con los clientes con voz propia, no con frases trilladas escritas en un guión.
  66. Como mercados, como empleados, estamos hastiados de obtener nuestra información por control remoto. ¿Por qué necesitamos reportes anuales impersonales y estudios de mercado de tercera mano para presentarnos unos a otros?
  67. Como mercados y como trabajadores, nos preguntamos ¿por qué no escuchas? Pareciera que hablas un idioma distinto.
  68. El lenguaje inflado y pomposo que utilizas — en la prensa, en tus conferencias — ¿qué tiene que ver con nosotros?
  69. Quizás impresiones a tus inversionistas. Tal vez impresiones a la bolsa de valores. No nos impresionas a nosotros.
  70. Si no causas gran impresión en nosotros, tus inversionistas van a salir perdiendo. ¿Que no entienden esto? si lo entendieran, no te permitirían hablar en la forma que lo haces.
  71. Tus ideas anticuadas acerca de “el mercado” nos hacen voltear la vista al cielo. No nos reconocemos en tus proyecciones — tal vez porque sabemos que ya estamos en otro lugar.
  72. Este nuevo mercado nos parece mucho mejor. De hecho, nosotros lo estamos creando.
  73. Estás invitado, pero es nuestro mundo. Quitate los zapatos y déjalos junto a la puerta. Si quieres comerciar con nosotros, ¡baja de tu camello!
  74. Somos inmunes a la publicidad. Olvídalo.
  75. Si quieres que te dirijamos la palabra, dinos algo. Que sea algo interesante para variar.
  76. Tambien tenemos algunas ideas para tí: nuevas herramientas que necesitamos, algún mejor servicio. Cosas por las cuales estamos dispuestos a pagar. ¿Tienes un minuto?
  77. ¿Estas tan ocupado “haciendo negocios” que no puedes contestar nuestro correo electrónico? Por Dios, vaya, volveremos mas tarde. Tal vés.
  78. ¿Quieres que pongamos nuestro dinero? Nosotros queremos que pongas atención.
  79. Queremos que descartes tu viaje, que salgas de tu introversión neurótica, ven a la fiesta.
  80. No te preocupes, aún puedes hacer dinero. Eso sí, mientras no sea lo único en tu mente.
  81. ¿Te has dado cuenta que, por sí mismo, el dinero es unidimensional y aburrido? ¿De qué más podemos platicar?
  82. Tu producto falló. ¿Por qué? Nos gustaría preguntarle a la persona que lo hizo. Tu estrategia corporativa no tiene sentido. Nos gustaría platicar con tu Director General. ¿Cómo que no está?
  83. Queremos que trates a 50 millones de nosotros tan seriamente como tratas a un reportero del diario financiero.
  84. Conocemos algunas personas en tu empresa. Son buena onda en linea. ¿Tienes más de esos escondidos por ahí? ¿Pueden salir a jugar?
  85. Cuando tenemos dudas, nos apoyamos en el resto de nosotros para aclararlas. Si no tuvieras control tan estricto sobre “tu gente” tal vez nos apoyaríamos en ellos también.
  86. Cuando no estamos ocupados siendo tu “mercado objetivo”, muchos de nosotros somos tu gente. Preferimos hablar con amigos en linea que estar viendo el reloj. Eso ayudaría a difundir tu nombre mejor que tu Web del millón de dólares. Pero tu dices que hablar con el mercado le corresponde al departamento de mercadotecnia.
  87. Nos gustaría que entendieras lo que está pasando aquí. Eso estaría muy bien. Pero sería un error pensar que vamos a esperar con los brazos cruzados.
  88. Nos preocupan cosas más importantes que si vás a cambiar a tiempo para hacer negocio con nosotros. El negocio es sólo una parte de nuestras vidas. Parece ser todo en la tuya. Piénsalo bien: ¿quién necesita a quién?
  89. Tenemos poder real y lo sabemos. Si no alcanzas a ver la luz, alguien más vendrá y nos dará mayor atención, será más interesante y divertido para jugar.
  90. Aún en el peor de los casos, nuestra nueva conversación es más interesante que la mayoría de las ferias comerciales, más entretenida que un programa de televisión y ciertamente más apegada a la vida real que cualquier Web corporativo que hayamos visitado.
  91. Nuestra lealtad es para con nosotros mismos — nuestros amigos, nuestros nuevos aliados y conocidos, hasta nuestros compañeros de batalla. Las empresas que no juegan un papel en este mundo, tampoco tienen futuro.
  92. Las compañías gastan millones de dólares en el problema Y2K. ¿Cómo es que no pueden escuchar el tic-tac de esta bomba de tiempo? En riesgo está algo más importante.
  93. Estamos tanto adentro de empresas como fuera de ellas. Los límites que separan nuestras conversaciones semejan el muro de Berlin hoy, pero son sólo un estorbo. Sabemos que caerán. Trabajaremos de ambos lados para hacerlos caer.
  94. Para las corporaciones tradicionales, las conversaciones interconectadas parecen un mar de confusión. Pero nos estamos organizando más rápido que ellas. Tenemos mejores herramientas, más ideas nuevas, y ninguna regla que nos detenga.
  95. Estamos despertando y conectándonos. Estamos observando. Pero no estamos esperando.

Plan de contenidos: indispensable para generar artículos para páginas web y blog

Marketing-de-contenidos  Comprar artículos para web y blogs es la principal estrategia cuando hablamos de Marketing Inbound.  Sin ellos es mucho más difícil y costoso atraer interesados en tu producto y relacionarte con tus clientes.

Pero para que esta compra genere los resultados deseados, debemos ser constante y estratégicos, con el fin de garantizar un buen posicionamiento en los motores de búsqueda, crear público fiel, comprometido y generar clientes potenciales recurrentes, cada vez en mayor número.

Para ello es importante crear un plan de contenidos.

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE UN PLAN DE CONTENIDOS?

Básicamente, un plan de contenidos es un documento que nos muestra lo que debemos hacer para producir el contenido de la empresa.  Sirve principalmente como una guía de consulta, en donde encontraremos metas, objetivos, registros de logros y por supuesto, un análisis de palabras clave, junto con la línea editorial que la empresa quiere definir ante sus lectores.

Un plan de contenidos debe responder con exactitud a la siguiente pregunta: ¿Cuáles son los temas, que nuestros lectores quieren encontrar en nuestros contenidos?

La importancia de la pregunta es vital, porque con base en la respuesta que obtengamos, procederemos a comprar artículos para web o blog, con la seguridad de que el redactor entiende perfectamente nuestras necesidades. La función de una planificación profesional es conectar tres puntos: la empresa, los lectores y el redactor.

EL PLAN DE CONTENIDOS FACILITA COMPRAR ARTÍCULOS PARA WEB O BLOG

Algunos profesionales, sean redactores o empresarios, que trabajen en marketing digital, entienden desde el inicio de una campaña, la necesidad de contar con un plan de contenidos. Esto facilita la comunicación entre el redactor y los lectores, entre estos y la empresa, y por supuesto entre el redactor y la empresa.

Tengamos en cuenta que, el redactor de artículos, es un profesional que no necesariamente conoce las necesidades de información de la empresa ni de los lectores, y que no tiene otra forma de entender las expectativas que la empresa tiene con respecto a la campaña, sino es con un plan de contenidos que le sirva como bitácora.

Comprar contenidos para web y blog es finalmente mucho más fácil cuando se adelanta una campaña con profesionales. Si deseas contratar la redacción de artículos para blog, hazlo con la mejor agencia de contenidos de Guatemala: Kaja Consultores. Encuéntranos en Facebook y solicita tu presupuesto.

https://www.facebook.com/kajaconsultores

Fuente: Contenidos Click

 

CÓMO SE EDITA UN TEXTO: LAS CINCO REGLAS DE BOTSFORD

Un artículo altamente útil, y nada me gusta más que los artículos útiles.

Daniel Gascón

manuscrito

[Gardner Botsford fue editor de The New Yorker. En este extracto de Life of Privilege, Mostly, expone unas reglas para editar un texto.]

A principios de 1948, la entrega de «Carta desde París» y «Carta desde Londres» se trasladó desde el domingo a un día más civilizado de la semana, y a mí me trasladaron con ella. Otra persona pasó a encargarse de las noches de domingo y empecé a dedicar la mayor parte del tiempo a editar largas piezas factuales:«Perfiles», «Reportajes» y textos de ese tipo. Seguí editando a Flanner y Mollie Panter-Downes –de hecho, a partir de entonces edité todo lo que cualquiera de los dos escribiese para la revista–, y también me asignaron a varios escritores de primera clase del New Yorker, con muchos de los cuales formé alianzas permanentes. Eso implicaba menos tiempo con los escritores de menor calidad con los que había…

Ver la entrada original 783 palabras más

De libros, autores e infiltrados

Recorrido por FILGUA 2016

Con las puertas abiertas de par en par y enormes fotografías de Margarita Carrera, Luz Méndez de la Vega y Edelberto Torres Rivas, así me recibió ese lugar donde regresé más de 15 años atrás y volví a la emoción de la lectura.

El corazón a mil cuando en la primera librería me encontré con uno de esos libros de Javier Payeras, que tanta falta le hacen a mi biblioteca personal. Y la risa que no me cabía en la cara cuando al abrir ese libro, me encuentro con Gregorio Samsa… el buen Gregorio con quien tanto me identifico.

Así, la Feria Internacional del Libro (FILGUA) es este año, ese lugar donde quisiera vivir al menos un día entero, leer la versión de El Extranjero, Camus, que encontré por Q10 y que me hizo reflexionar sobre el precio y el valor de los libros. Ese tomo II de las obras poéticas de Luis Cardoza y Aragón, los libros de Borges que aún no encuentro y ese libro de Huidobro que está escondido en la góndola de ofertas del Fondo de Cultura Económica.

Solo lamento que a la feria se le hayan colado los mensajes subliminales, los personajes fuera de lugar, las organizaciones que tienen que jactarse de la “ayuda” que le dan al país, las oficinas gubernamentales que de todas formas avalan y practican la corrupción.

No todo es malo. Recién me entero que el premio Luis Cardoza y Aragón fue para Maurice Echeverría. Enorme alegría saber que el autor de la columna “Buscando a Syd”, cuyos primeros libros leí cuando desperté a la lectura, es hoy merecedor de ese reconocimiento.

Yo me quedo con la mejor parte, con el grato sabor de boca que significa ver el reconocimiento a don Edelberto, mi frecuente fuente de consulta en análisis, a quién nunca confesaré que llamaba sólo para conocer su punto de vista y encaminar mis reportajes.

 

Cuatro esquinas del juego de una muñeca

anamariarodas

De niña me llegó como bofetada que me hizo despertar. Desde entonces no lo solté. Entre sus líneas aprendí a escribir y me escribí a mi misma. Me descubrí, me soñé, me dormí, me desperté otra vez. Todo a la vez. Una y otra vez.

Jugué a la izquierda erótica, abrí mi primer correo electrónico y escribí a La Cuerda sin respuesta. A mis 15 quería ver mi nombre en el periódico, junto al de otras escritoras, incluso junto al de Ana María Rodas, a quién después de tantos años sigo sin conocer.

Difícil es tomar uno de los muchos poemas de este libro y casi al azar, pero con conocimiento de culpa transcribo para vos, contando los días:

Ir hacia el sur o hacia el oriente donde te                                                                                             espera            o tal vez no                                                                                                                           un mar profundo de vivencias     como                                                                                                 la luz de un primer día.                                                                                                                       Qué bien sabemos tu y yo                                                                                                                         la angustia que traerá la apertura de ese                                                                                             nuevo tiempo-espacio      un llanto contenido                                                                                    y un descansar la vista en lo absurdo.                                                                                                 En algunas semanas tu serás solo el aire que                                                                                     removió mi pelo  y pasarás – como Anne                                                                                           ahora-     al cuarto de los juguetes viejos.

Releer es esa magia de revivir las cosas que creíamos olvidadas.

 

De moscas, animales y otros cuentos

Augusto-Monterroso-escritor-guatemalteco_TINIMA20120507_1052_18

Hace unos cuatro meses me enamoré. Me encontré de frente con La Oveja Negra y otras fábulas, de Augusto Monterroso. No fue casualidad que nos encontráramos en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, en la Ciudad de México; una experiencia apoteósica para mi. Expreso con firmeza que no fue casualidad porque no creo en las casualidades.

En una de las primeras páginas de libro se lee: “Los animales se parecen tanto al hombre que a veces es imposible distinguirlos de éste” K’nyo Mobutu.

Pero mi amor por este libro va más allá de la similitud entre hombres y animales. Radica en la maravillosa sinfonía que Monterroso hace sonar cuando el libro se abre. De las muchas fábulas que contiene el libro, hoy me detuve un rato para volver a leer LA MOSCA QUE SOÑABA QUE ERA UN ÁGUILA. Brevísimo relato que sirve de reflejo.

Insisto, me parece un espejo.

La mosca que soñaba que era un águila

Augusto Monterroso


Había una vez una Mosca que todas las noches soñaba que era un Águila y que se encontraba volando por los Alpes y por los Andes.

En los primeros momentos esto la volvía loca de felicidad; pero pasado un tiempo le causaba una sensación de angustia, pues hallaba las alas demasiado grandes, el cuerpo demasiado pesado, el pico demasiado duro y las garras demasiado fuertes; bueno, que todo ese gran aparato le impedía posarse a gusto sobre los ricos pasteles o sobre las inmundicias humanas, así como sufrir a conciencia dándose topes contra los vidrios de su cuarto.

En realidad no quería andar en las grandes alturas o en los espacios libres, ni mucho menos.

Pero cuando volvía en sí lamentaba con toda el alma no ser un Águila para remontar montañas, y se sentía tristísima de ser una Mosca, y por eso volaba tanto, y estaba tan inquieta, y daba tantas vueltas, hasta que lentamente, por la noche, volvía a poner las sienes en la almohada.

FIN

 

 

Jorge Luis Borges: Aprendiendo

Yo tenía apenas dos años cuando murió uno de los escritores que más me han marcado. No sabía que existía o que existió. No sabía ni siquiera que yo existía. No era consciente de ello. Desconocía que a mis 15 años, cada tarde religiosamente, me escaparía de casa para perderme en la sala de lectura de la biblioteca César Brañas, donde me esperaba “El Aleph”. Aquel fue el principio de todo… pero cuánto daría por recordar un poco más, porque las palabras me hubiesen quedado tatuadas en la memoria; esta memoria que no me alcanza sino para cosas que mas bien quisiera olvidar.

Este espacio que hoy inicio es a la vez un breve tributo a quienes, como Borges,  me llevaron de la mano hasta el mundo de las letras. Y es que la vida no podría concebirla sin el maravilloso placer de leer y escribir.

Jorge-Luis-Borges1-600x300

“Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma.

Y uno aprende que el amorno significa acostarse.

Y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes y los futuros tienen su forma de caerse por la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que, si es demasiado, hasta el calor del sol puede quemar.

Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de
esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno es realmente fuerte, que
uno realmente vale, y uno aprende y aprende… y así cada día.

Con el tiempo aprendes que estar con alguien, porque te ofrece un buen
futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos
sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad.

Con el tiempo te das cuenta de que si estás con una persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo aprendes que los verdaderos amigos son contados y que quien no
lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de falsas amistades.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en momentos de ira siguen hiriendo durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es atributo sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, es muy probable que la amistad jamás sea igual.

Con el tiempo te das cuenta que aun siendo feliz con tus amigos, lloras por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá multiplicadas las mismas humillaciones o desprecios.

Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el sendero del mañana no existe.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas y forzarlas a que pasen, ocasiona que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás a los que se marcharon.

Con el tiempo aprenderás a perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, pues ante una tumba ya no tiene sentido.

Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo.”